El vértigo del oído se caracteriza por una sensación brusca de giro. Esta sensación de giro junto con otros síntomas  como pitidos , pérdida de audición, , sensación de taponamiento, nos ayuda a confirmar que se trata de un problema del oído.

Se realizan varias pruebas que nos van a permitir diagnosticar: Audiometría, obtenemos la valoración de como oimos. Videonistagmografía y Posturografía: miden el estado de la función del equilibrio.Maniobras diagnósticas , que se realizan en una camilla con el paciente tumbado en distintas posiciones para ver si aparece el vértigo.

.Existen  principalmente tres diferentes tipos de vértigo en el oído:

Vértigo posicional: Aparece ante los movimientos bruscos de cabeza,( al agacharnos, cuando giramos de forma brusca)..étc , dura poco tiempo ( segundos), las cosas giran y al recuperar la posición desaparece.Este vértigo se puede tratar realizando maniobras específicas en una camilla , pero siempre realizadas con expertos en este campo.

Enfermedad de Menière: Es una enfermedad crónica de vértigo recurrente, aparecen cuando quieren , puede duras horas . Acompaña con ruidos en los oídos y es muy invalidante , en ocasiones cursa con vómitos y pérdida de audición.

Neuronitis vestibular: Se trata de una crisis de larga duración, queda sensación de inestabilidad y mareo . Suele quedar un déficit permanente de la función de equilibrio.En este caso para mejorar necesitaríamos rehabilitación vestibular.

 

Giros bruscos, vértigos

Giros bruscos, vértigos