La pérdida de audición en niños suele pasar desapercibida porque se tiende a prensar que los problemas escolares vienen dadas por falta de atención o motivación. Esto repercute en la vida social del niño, se van apartando y no quieren participar en las actividades escolares .Si colaboramos entre todos, facilitamos la integración y el aprendizaje de los alumnos con discapacidad auditiva.

El alumno siempre ha de situarse enfrente del profesor puesto que el apoyo labiovisual es muy importante. Hemos de vocalizar bien, intentando no taparnos la boca con nada, no hay que hablar rápido ni gritando.
Hemos de hablar claro y cuando el docente esté dando una explicación,utilizar la expresividad corporal para dar énfasis a alguna explicación , no girarse mucho a la pizarra para evitar darle la espalda.
Al inicio de la clase dar al alumno algunas referencias sobre el tema que se va a desarrollar.

El que sus compañeros entiendan de forma sencilla lo que significa la sordera y las implicaciones de la misma , le va a ayudar a participar e integrarse mejor con sus compañeros.