Consejos para cuidar nuestra voz y oídos del frío:

Hay que tener en cuenta que el frío no es bueno para nuestros oídos , por lo que en la medida de los posible nos protegeremos de la entrada de aire frío o bajas temperaturas , la nariz y la boca, ya que es en esta zona donde se genera la transmisión de gérmenes que podrían afectar al oído , principalmente en niños.  Los niños son quizás los más vulnerables junto con los adultos mayores con defensas bajas.

Algunas medidas fundamentales  como evitar cambios bruscos de temperatura, ventilar la casa , airear los espacios muy concurridos, proteger nariz y boca , evitar que los lactantes y niños pequeños frecuenten zonas refrigeradas de los supermercados , nos ayudaran a evitar esa exposición dañina por frío en nuestros oídos. Los niños pequeños y las personas más susceptibles deben usar sistemas de protección contra el frío, tales como tapa orejas, gorros , bufandas…etc..

Respecto a la voz , hemos de evitar los cambios bruscos de temperatura porque el enfriamiento produce una contractura muscular que entere otras cosas daña la  producción de la voz.Si la voz se resiente es fundamental hacer reposo vocal en la etapa más crítica.

Hemos de aumentar la ingesta de Vitamina C. En invierno nos ayudarán a aumentar las defensas de nuestro organismo.Es sumamente importante fortalecer nuestro oído mediante una alimentación sana que aporte los nutrientes necesarios . Entre las más importantes se encuentra la vitamina B-12 que se encuentra en la leche y sus derivados; con ella prevenimos la anemía y es necesaria para el sistema nervioso y el oído.